En este artículo veremos algunas de las ideas que George Polya presenta en su libro How to Solve It sobre la resolución de problemas.

Estas ideas son sacadas del apartado “Aforismos y citas”, esperemos que pueda ayudar mejorar tus habilidades de resolución de problemas o que te saque del bache si te encuentras en uno.

Cada subtítulo es una frase que consideramos que vale la pena analizar más detalladamente.

Piensa en el fin antes de que empieces

El tonto mira el principio, pero el sabio mira el final.

Estas dos frases nos recuerdan que es muy importante:

  1. Entender completamente el problema a resolver antes de empezar a intentar resolverlo.
  2. Tener verdadero interés en el resolver el problema (Polya dice que debemos desear resolver el problema).

En el caso de los problemas prácticos, es decir, a los que nos enfrentamos cada día en el desarrollo de software (no matemáticos, ni acertijos), se recalca que incluso hay que definir y aclarar algunas cosas que no se tienen desde el principio. Es necesario aclarar conceptos, investigar, a veces, el verdadero objetivo y muchas veces descomponer el problema en problemas más pequeños y fáciles de resolver.

La diligencia es la madre de la buena suerte

Muchas veces, parece que las ideas de resolución de un problema nos llegan como por arte de magia a la cabeza, por buena suerte o gratis. Polya dice que una precondición para tengamos estas buenas ideas es que las debemos merecer.

¿Cómo nos hacemos “merecedores” de tener buenas ideas?

Un roble no cae con la primera estocada

Debemos persistir en buscar diferentes maneras de resolver el problema, entenderlo completamente como hemos mencionado y aplicar diferentes formas y técnicas de resolución, que hemos visto en otros artículos.

Debemos hacer lo que podamos si no podemos hacer lo que debemos

Intentar por diferentes medios incluso después de fallar es una forma de merecer que nos lleguen nuevas ideas.

Un sabio convierte oportunidades en buena fortuna

Esta última frase se menciona por lo importante que es NO despreciar ninguna de las ideas que nos vengan a la cabeza, por simple o tonta que parezca. Alguien experimentado en resolver problemas puede que no tenga más ideas en total que alguien no experimentado, pero sabe reconocer mejor ideas prometedoras.

Un retraso sabio hace la carretera segura

Esta frase nos recuerda la importancia de no apresurarnos a ejecutar un plan que parece perfecto para llegar a una solución. Según la propuesta de Polya para resolver problemas (entendimiento, planeación, ejecución, revisión), la parte más difícil de lograr es el plan, pero la parte en la que más trabajo se lleva es la ejecución de ese plan. Por tu experiencia en desarrollo de software tal vez ya lo sepas.

Pero al encontrar lo que parece un buen plan no conviene ejecutarlo lo más rápido posible sin darle al menos una segunda revisión. Tenemos que recordar que:

Creemos muy pronto lo que anhelamos

Nuestro juicio puede nublarse si deseamos salir muy rápido de algo y podemos caer en la trampa de creer muy fácilmente en un plan de resolución no tan sólido.

¿A qué te recuerda esto de pensarlo muy bien antes de comprometerse completamente con una solución? En el desarrollo de software hacer pruebas de concepto, prototipos y simulaciones es una muy buena forma de evaluar un plan de solución antes de comprometer todos los recursos para la creación de esa solución.

Mira alrededor cuando obtengas tu primer hongo o tu primer descubrimiento: crecen en grupos

¿Te suena? Muchas veces las soluciones a diferentes problemas, o a diferentes partes del problema se encuentran muy cerca entre ellas, o son una variación de la solución, aplicación del resultado o aplicación del método de resolución.

Pregunta Qué, Por qué, Dónde, Cuándo y cómo

Finalmente, esta frase habla de la importancia de hacer el mayor número de preguntas posibles sobre el problema en cuestión, pregunta, pregunta, pregunta hasta que tengas toda la información.

Conclusión

Repasa estas ideas cuando te sientas atorado para resolver algún problema y puede que te ayuden a salir del hoyo. Y sobre todo, lee “How to Solve It”.

Comentar